RSS

Astronauta.

El astronauta, si bien ignorante en asuntos botánicos, descubrió una mala hierba mientras paseaba atento por la cara oculta de la luna.

2 comentarios:

Patrón Nodular dijo...

Luna de hiel...

Silgo dijo...

Las lunas no son jamás en su totalidad de hiel, ni de miel, ni siquiera de queso como rezan diferentes imaginarios populares. Son preciosos y complejos cuerpos celestes, asteroides de múltiple composición, y una azarosa historia que las lleva a sus fascinantes órbitas.

Desafortunadamente, hasta en la más hermosa de las lunas, en la cara más iluminada o en la más oscura, con o sin presión atmosférica, puede asomar un mal brote de verde hiel de su misma corteza. Pero para eso están los buenos jardineros, y los astronautas atentos.